¡Sácale partido a tu vaporeta! Todo lo que puedes limpiar con ella
Producto

Aproveite o seu vapor! Tudo o que você pode limpar com ele

¿Qué limpiar con una vaporeta?

Respondemos a esta pregunta para que descubras, personalmente, la enorme funcionalidad de este electrodoméstico. Prepárate para limpiar tu hogar mejor que nunca.

Usos comunes de las vaporetas de mano

Antes de comentarlos, es importante que conozcas cómo funciona una vaporeta. Cualquier modelo incluye un depósito que has de llenar con agua. La resistencia inferior conseguirá que esta hierba provocando que el vapor salga por el cabezal correspondiente. No necesitarás usar ningún tipo de producto añadido para desinfectar cualquier superficie.

Esta ventaja provoca que si vive alguna persona alérgica en tu casa, o tienes una mascota, elimines totalmente los restos que puedan quedar y que no salen al barrer o usar la fregona para limpiar. En lo que respecta a los usos, son los siguientes:
  • Cristales. Te resultará mucho más fácil eliminar la suciedad y dejarlos impecables.
  • Azulejos. Tanto en los de la cocina como en los del baño, es bastante habitual que se acumulen grasa y moho por su exposición a la humedad. El vapor elimina ambos en segundos y evita posibles problemas de salud.
  • Encimeras. Bien sea de mármol o de cualquier otro material, sueles usarlas para cortar, amasar o poner recipientes. El uso de materiales de limpieza demasiado agresivos puede alterar su superficie. El vapor se adapta a la perfección a la que tengas instalada y te garantiza la máxima salubridad.
  • Grifos, duchas e inodoros. La acumulación de cal y de otro tipo de contaminantes exige que uses un producto químico para su limpieza. A la larga, el artículo termina por deteriorar el cromado. Usando vapor alargarás la vida útil de tus sanitarios y grifería.
  • Tapicerías de sofás o de coches. Usar una vaporeta de mano Fush te permite conseguir un óptimo resultado. Olvídate de usar fundas para evitar que se manche la tapicería. Bastará con pasarle la vaporeta una vez a la semana para borrar las manchas y los restos de suciedad. Solo tienes que enchufar tu Fush, esperar tres minutos y limpiar con una presión de 3,5 bares. Podrás eliminar el 99,99 % de los virus y bacterias.
  • Suelos. Si bien la fregona y el producto desinfectante que sueles usar también ayudan a limpiar, no resulta nada fácil poder eliminar lo que se acumula entre las baldosas. Aplicando vapor saldrá en segundos. En menos de 10 minutos podrás tener el suelo que elijas totalmente limpio.
  • Persianas. Si has intentado limpiar tus persianas sabrás que debes salir por la ventana, usar un trapo con agua, secarlas y demás. Con la vaporeta aplicas el vapor por toda su superficie y consigues sacar el polvo de los orificios de las lamas. Trabajarás menos y conseguirás que tu persiana luzca como el primer día.

¿Qué más se puede limpiar con una limpiadora a vapor?

Indicábamos anteriormente cuáles son los usos más habituales. Por suerte, hay otros complementarios que permiten que las vaporetas se conviertan en indispensables para limpiar lo siguiente.

Hornos y microondas

Es otro de los ejemplos en los que se suele usar un producto tipo espuma o spray para arrancar la grasa acumulada. Ambas opciones te exigen una limpieza exhaustiva del horno tras su uso para evitar que la comida que prepares se contamine. El vapor a presión te ayuda a ver cómo se derrite la grasa y a limpiarla con mayor facilidad. Cocinarás sin sabores o aromas extraños.

Limpieza de sofás y colchones

Bajo la tapicería y las sábanas se encuentra la superficie donde te sientas o te acuestas. Aunque uses protectores impermeables o similares, siempre se termina filtrando el sudor, trozos de piel muerta, polvo y otros agentes externos. Progresivamente, todos contribuyen a acelerar el deterioro de la superficie afectada. Usando una vaporeta cada vez que cambias las sábanas o haces la limpieza de tu casa lograrás eliminar ácaros, pelos de mascotas y otros alérgenos en minutos.

Frigoríficos y congeladores

No basta con limpiar las bandejas del frigorífico con agua y lavavajillas. Sobre ellas colocamos comida envasada, fruta, verduras y demás alimentos. Cada superficie debe permanecer totalmente limpia para evitar que la comida que prepares se contamine. Será tan sencillo como retirar las bandejas, pasar la vaporeta por la parte trasera y luego por cada estante. Evitarás atascos en el desagüe, que también puedes limpiar con vapor, y convertirás tu frigorífico o congelador en un espacio mucho más adecuado para almacenar comida.

Otros usos a tener en cuenta

Si bien las alternativas anteriores se centran en la limpieza, hay otras dos que aumentan la funcionalidad de tu próxima vaporeta.

Planchar la ropa

Necesitas una percha, un lugar donde colgarla que te permita maniobrar con facilidad y unos minutos. Conseguirás eliminar fácilmente todas las arrugas con apenas unas pasadas. Te servirá tanto para vestidos como para camisas y otro tipo de prendas. 

Despegar el papel pintado de la pared

El vapor ablanda el pegamento y evita el uso de herramientas diversas para arrancar el papel. Además, puedes limpiar la pared de forma más intensa antes de colocar un nuevo papel o pintarla. Entre el papel y la pared también suele acumularse suciedad por lo que tu vaporeta se puede convertir en un elemento imprescindible a la hora de realizar cualquier modificación en la decoración de tu casa.

Limpiar tu coche por dentro y por fuera

La vaporeta es fantástica para dejar el salpicadero en perfecto estado. No olvides usar el vapor en los conductos del aire acondicionado para eliminar cualquier atasco producido por el polvo o la suciedad.

En la parte exterior del coche puedes repetir la operación en los conductos que refrigeran el motor. Las ruedas y el parachoques quedarán totalmente limpios y podrás volver a presumir de coche tras unos 30 minutos de trabajo.

Como has comprobado, la pregunta qué limpiar con una vaporeta es una pregunta con multitud de respuestas. Anímate a comprarte una y a usarla para convertirla en tu mejor herramienta para limpiar lo que quieras. La inversión merece la pena y la desinfección está totalmente asegurada. No permitas que la suciedad termine afectando a tu salud.

 

Producto